• Paul Argudín

Luma, al límite

El coronavirus tocó a la puerta de Luma y dañó no solo su salud sino también su estabilidad económica.


La madre de Luma contrajo coronavirus lo que significó que Luma tendría que cuidar de ella y nadie podría acceder a su casa ni salir ya que ella misma comenzó a sentir síntomas y al ir al doctor comprobó que ella también tenía el virus.


Sin embargo una de las cosas que más le preocupaban era Franco, su hijo, pero que no se vió en peligro por ser pequeño.


A pesar de ser el coronavirus una amenaza grave en sus vidas existía otra que podría dañarlos aún más. La falta de ingresos económicos.



Luma es estilista pero recibía a sus clientes en la casa pero al enterarse de que ellas estaban contagiadas se vió en la necesidad de cerrar la casa a sus clientes y los ingresos dejaron de entrar y los gastos en medicinas aumentaron. Esto limitó la compra de comida al punto de quedarse únicamente con una fruta y dos huevos.


Gracias a tus donativos tuvimos la oportunidad de ayudarla con despensas para que tengan que comer mientras se recuperan y reintegran a la vida diaria.


Todo esto es gracias a tus donativos, sin ellos no podríamos lograr nada de lo que hacemos en Club 700 México A.C


¡Dona Hoy!

¡Dona en el botón rojo!


Puedes ver la historia aquí:







10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo